Cómo elegir los azulejos perfectos para tu cocina

Cómo elegir los azulejos perfectos para tu cocina

Si quieres que tu cocina cubra tus necesidades para cocinar y a la vez sorprenda, necesitas prestar atención a los consejos que te trae Mercaceramica este mes sobre cómo elegir los azulejos perfectos para tu cocina.

Si quieres que tu cocina cubra tus necesidades para cocinar y a la vez sorprenda, necesitas prestar atención a los consejos que te trae Mercaceramica este mes sobre cómo elegir los azulejos de calidad perfectos para tu cocina.

¿Dónde quieres los azulejos?

Puedes ponerlos desde el suelo hasta el techo, incluso cubriendo la campana extractora. Esto le daría a tu cocina una sensación de altitud y lujo. Sin embargo, si solo quieres darle un toque de color, también puedes poner una banda de azulejos como protectores para salpicaduras sobre la placa vitrocerámica. Puedes poner azulejos sobre el fregadero, suelos, paredes e incluso islas de cocina.

Cómo elegir el material

Los azulejos ofrecen diferentes tipos de porosidad y cualidades. Los azulejos de cerámica y porcelana son duros y resistentes al agua. La resistencia al agua es importante en una zona como la cocina, donde es muy fácil derramar todo tipo de líquidos. Los azulejos cerámicos son ideales para colocar sobre la vitrocerámica, como protector contra salpicaduras.

Cómo elegir el diseño estético

Una buena idea es elegir el estilo de azulejos para tu cocina acorde con el diseño de tus encimeras y armarios. Sea cual sea el estilo que decidas, tiene que combinar bien con los elementos existentes.

Elegir tamaños, formas y patrones

No tienes por qué limitarte a los azulejos cuadrados. También puedes optar por formas curvas, debido a las modernas técnicas de corte de azulejos.

Atrévete a mezclar diferentes tamaños, formas y patrones para conseguir un diseño único y personal para tu cocina.

Superficie: ¿brillo antideslizante o pulido?

Si decides poner azulejos en el suelo, puedes elegir un acabado mate o pulido. Se puede pulir ligeramente la piedra para dar un brillo apagado, aunque puede ser un poco resbaladiza cuando esté mojada, en comparación con un acabado mate. Sin embargo, la superficie semipulida también la hace más resistente al agua y, por lo tanto, es menos probable que se manche.

La piedra como el mármol es altamente porosa, pero una vez pulida, la superficie se puede tratar para que sea más impermeable a los líquidos. Esto convierte a los azulejos de mármol en los más duraderos para soportar el tráfico y además son una excelente opción tanto para suelos como otras superficies.

Ir al contenido