En este artículo podrás encontrar los mejores trucos para limpiar los azulejos de tu baño y dejarlos relucientes como el primer día.

El baño, por su cometido y utilidad, es una zona de la casa que tiende a acumular suciedad. Entre la humedad, las manchas de moho y las manchas de jabón, tendemos a utilizar productos con un alto componente químico, lo cual no suele ser agradable.

Eso sí, te va a tocar frotar.

Los azulejos y sus manchas más comunes

Los azulejos del cuarto de baño, debido a su sobreexposición a la humedad y al gua, tiene un tipo de manchas muy definido.

  • Jabón: este tipo de manchas suelen aparecer si no le dedicamos unos minutos a limpiar el baño después de la ducha.
  • Moho y hongos: este tipo de manchas suelen salir en las juntas de los azulejos, al estar expuestas tanto tiempo al agua.
  • Óxido: también provienen de la humedad. Suelen aparecer cuando hay algún elemento metálico en nuestro baño, en contacto continuado con el agua.

Los remedios caseros más eficaces para limpiar azulejos

Existen muchas formas y remedios caseros eficaces para la limpieza de los azulejos del baño, sin necesidad de recurrir a productos químicos.

Vinagre para limpiar los azulejos

El vinagre es uno de los elementos más socorridos en la limpieza casera, y esto incluye a los azulejos del baño.

Llena un vaporizador con agua y vinagre a partes iguales. Aplica la mezcla sobre los azulejos que quieras limpiar, y utiliza una esponja rugosa para frotar bien. En palabras del señor Miyagi “dar cera, pulir cera”.

En caso de encontrarte con zonas de difícil acceso, utiliza un cepillo de dientes (por favor, recuerda no usarlo luego para tu boca) y frota sin miedo.

Bicarbonato para limpiar los azulejos

El bicarbonato también es una buena opción para limpiar los azulejos de tu cuarto de baño. En este caso, antes de frotar, tienes que dejar actuar la mezcla durante unos minutos. Deja actuar la mezcla durante unos minutos en las zonas que más lo necesiten -unos cinco o diez minutos— y frota. Frota como si te fuera la vida en ello.

Manteniendo la limpieza de tu cuarto de baño

Es importante saber limpiar los azulejos del baño, pero aún lo es más saber cómo evitar que lleguen a acumular tanta suciedad como para que la limpieza nos resulte difícil.

Con estos consejos, te ahorrarás mucho trabajo y esfuerzo.

Ventila después de ducharte

Supone muy poco esfuerzo, pero repercute directamente en el mantenimiento de los azulejos. Después de la ducha, tu baño acumulará mucha humedad en el aire, y esta humedad es la primera responsable de la aparición del moho en las juntas.

Quita las manchas al momento

Si ves una mancha nueva de cal, moho o jabón, intenta quitarla en el momento. Cuanto más tardes, más te costará.

Seca los azulejos

Es fundamental dejar secos los azulejos después de la ducha. Mantén un paño a mano para pasarlo por la ducha.

Kit de limpieza

Es aconsejable tener un kit de limpieza dentro del baño para poder utilizarlo cuando se necesario. Lo mejor es aprovechar el vapor de después de la ducha, porque la suciedad se quitará con mayor facilidad.

autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar